Los Brezos (San Mamés de Meruelo, Cantabria)

Dirección: Carretera Beranga-Noja km 5, San Mamés de Meruelo, Cantabria
Teléfono: 942637557

En junio fue nuestro aniversario de boda y nos acercamos a este restaurante del que tanto habíamos oído hablar. Nunca habíamos estado allí así que nos sorprendió mucho el esablecimiento ya que por fuera lo último que te imaginas es que es cocina de vanguardia. Un edificio de ladrillo caravista a pie de carretera junto a una gasolinera del que esperas los tradicionales menús de transportista. Pero nada que ver. Es una gratísima sorpresa descubrir una cocina así a un precio muy razonable. 

Nada más entrar y pedir mesa (previa reserva telefónica una semana antes), nos percatamos de que todo el que estaba allí era para el menú degustación. De hecho, no se si sirven otros platos porque en el momento que te sientas y te toman nota de la bebida empiezan a salir los platos. La camarera nos explicaba cada plato, en qué consistía así como cual era el procedimiento correcto para degustarlo. A continuación os enseño las fotos que hicimos de cada plato así como nuestras impresiones. 

Primer plato: "Caja de bombones" . De primeras la camarera nos dejó la caja de bombones sobre la mesa unos minutos, entonces se acercó y tras abrir la caja nos explicó su contenido. Se trata de bombones de quesos cántabros acompañados de diferentes tipos de pan. Los bombones son para degustar de menor a mayor intensidad de sabor de los quesos, tal y como nos explicó la camarera. Eran dos bomboncitos de cada tipo, es decir, un bomboncito para cada uno, para ir descubriendo los sabores y texturas al mismo tiempo. Así hicimos y nos encantó. Fue una delicia para abrir boca.   




Segundo plato "Bola de Foie con Gelatina de Naranja, sobre Tierra de Cebolla, Ajo y Perejil, al Aroma de Naranja".  La presentación de este plato es simplemente una pasada. Ese juego con el nitrógeno líquido y los aromas es de esas cosas que te dejan boquiabierto. La camarera nos explicó cómo debíamos preparar nuestras tostaditas cortando la naranjita que es el foie y colocándolo sobre la tierra y la gelatina. Tanto Sergio como yo disfrutamos mucho también este segundo plato porque el foie nos encanta. 


Tercer plato "Ensalada de Ibérico con Salsa de Miel y Mostaza, en Falso Nido de Pasta Kataifi, con Huevo Reconstruido con Cáscara de Manteca de Cacao y Relleno de Yogur y Naranja".Te ponen este plato y te dicen que el huevo no es un huevo real sino que contiene la salsa de la ensalada y su cáscara es manteca... y otra vez boquiabiertos. Nos explicaron que lo teníamos que romper con la cuchara de un golpecito y así hicimos. Ya veis en la segunda foto cómo es por dentro el huevo, imita la yema y la clara dea la perfección. Mezclamos todo y nos zampamos la ensalada. De sabor era diferente, estaba buena aunque la presentación fue mucho más llamativa que luego la degustación del plato.


Cuarto plato "Risotto de boletus y jamón ibérico, acompañado de  helado de queso".  Sergio es megafan de los risottos así que ya con este plato le tenían ganado. La verdad es que estaba muy rico y con otro engaño de esos que molan. Veis el champiñón chiquitio al lado del arroz? Pues es queso que al ponerlo dentro del arroz se derrite y le da un punto delicioso. 
 
Quinto plato "Bacalao a baja temperatura sobre boletus, pilpil y caviar de limón". Qué buenísimo estaba este bacalao! Me encantó, estaba en su punto exacto de cocción y con un acompañamiento delicioso. No es tan vistoso como otros platos de la degustación pero el sabor y la calidad era excepcional.

 
Sexto plato "Solomillo de ternera a la plancha con tierra de foie y ensalada de fresas al vinagre de Jerez". Eso de la tierra de foie y la ensaladita de fresas me parece que hacen redondo a este solomillo, le dan el punto de frescura e innovación. La carne perfecta y en su punto (previamente nos preguntaron cómo la queríamos)


Postre: "Brownie de chocolate". Pero no un brownie cualquiera sino la interpretación del cocinero. Se trata de un trocito de brownie sobre una crema de chocolate y tierras de cacao con una falsa nuez de praliné.  Un brownie deconstruido que hace las delicias de cualquier chocolatero. Eso si, si no os gusta el chocolate podéis olvidaros del postre. A mi me encantó. 

Con el café nos sacaron unas trufas pero no unas trufas cualquiera sino unos "Tomatitos en tiesto". Es decir, unas deliciosas trufas de Chocolate con gelatina de fresas sobre tierra de galleta oreo.

 
Y ya pedimos la cuenta. Como veis el menú degustación vale por persona 28euros+IVA y no incluye bebida. Nosotros para beber pedimos una botellita pequeña de Rioja (37cl) y una botella de agua. También tomamos dos cafés que tampoco entran en menú. Total: 73 euros. Yo creo que es un precio muy ajustado para este tipo de cocina. Como conclusión, una cocina sorprendente llena de trampantojos y deliciosa a un precio muy razonable, por tanto un restaurante totalmente recomendable.